Menu

México se apoya con la tecnología finlandesa


carrera para ayudar sismo
 

Durante la emergencia por el sismo del 19 de septiembre, el gobierno mexicano se mantuvo comunicado gracias al MexSat y al uso de dispositivos finlandeses.

HELSINKI (Expansión) –

La telefonía móvil al alcance del ciudadano presentó intermitencias y saturación de redes desde los primeros minutos tras el sismo del 19 de septiembre, y hasta varias horas después. Este problema de comunicación no lo tuvo el gobierno, porque cuenta con telefonía satelital a través del sistema MexSat, que utiliza tecnología finlandesa para mantener la conectividad sin interrupción.

Bittium, empresa de origen finlandés, es uno de los proveedores de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a la que proporciona equipos que brindan servicio a través de comunicación satelital ininterrumpida, con dos sistemas de operación que permiten mantener una comunicación aislada que garantiza la confidencialidad del intercambio de información.

Hemos desarrollado productos que funcionan tanto en la red terrestre móvil como en la red de satélites, (…) y se usaron en las labores de rescate tras el sismo porque la infraestructura terrestre estaba lesionada y no funcionaba”, dijo Hannu Huttunen, director general de Bittium.

La empresa desarrolló tres tipos de teléfonos móviles con sistema Android basados en la banda L de frecuencias, que en México está reservada para uso del Ejército. Por un pedido de estos dispositivos, la SCT pagó a Bittium 22 millones de dólares (mdd).

La línea híbrida de smartphones que fabrica esta empresa está diseñada con un sistema operativo para las aplicaciones comunes, como redes sociales y correo electrónico, y otra que brinda comunicación encriptada. También cuenta con otros dispositivos de comunicación táctica y corporativa para uso de internet industrial.

Estos dispositivos pueden ser destruidos a distancia cuando Bittium detecta que están tratando de alterar sus componentes. Por el nivel de seguridad de sus productos, compite con empresas como Elbit, de Israel, la europea Thales y la estadounidense Harris.

Además, su protocolo de internet (IP) móvil le permite mantener la conectividad en cualquier lugar, “con una conexión ininterrumpida a pesar de cambiar de una red a otra. El cliente no percibe si cambia a una red WiFi o una de telefonía móvil”, agregó Huttunen.

Los smartphones híbridos de alta durabilidad y seguridad de esta empresa hoy tiene negocios en 40 países donde atiende a 65 clientes, entre empresas y gobierno. Durante 2016, sus ventas fueron de 64.2 millones de euros y cuenta con oficinas en Reino Unido, Estados Unidos, Singapur. En México está próximo a abrir una, confirmó Huttunen.